Hemorroides

La aparición de las hemorroides o sus síntomas molestos se pueden prevenir mediante algunas medidas de conducta personal, que no son difíciles de llevar a cabo. Sólo debe recordar estas medidas y hacerlas de manera habitual. Es importante:

fibra

 

* Mantener una buena higiene anal y evitar frotar las hemorroides para ayudar a prevenir mayor inflamación e infecciones. Utilizar papel higiénico suave, o pañitos húmedos como las toallitas desechables para bebés, o hacer una limpieza anal mediante baño con agua tibia.

* Evitar el estreñimiento añadiendo fibra a la dieta. Frutas frescas, vegetales de hojas y panes y cereales de granos enteros son buenas fuentes de fibra. El comer alimentos con un alto contenido de fibra puede ayudar a aliviar algunos problemas de estreñimiento, hemorroides, divertículos y síndrome de intestino (colon) irritable. Estos cambios en la dieta deben ser graduales. Muchas personas notan hinchazón del estómago, cólicos o gases cuando le agregan fibra a su dieta. Empieza con uno de los cambios, luego espere entre varios días y una semana antes de hacer otro cambio. Agregue agua a su dieta cuando aumenta la ingesta de fibras.

* Hacer ejercicio regularmente también corrige el estreñimiento.

* Al sentir necesidad de evacuar no esperar demasiado antes de usar el baño.

* Beber abundante líquido, excepto alcohol. Ocho vasos de agua al día es lo ideal.

Leer más...

Algunos temas de salud suelen no comentarse, inclusive no se consultan con el médico ya que causan cierto pudor. Este es el caso de las hemorroides. Sin embargo, es importante saber que existen formas de tratar las hemorroides, incluso de forma casera, y aliviar rápidamente las molestias.

hemorroides

Para empezar diremos que las hemorroides son venas hinchadas, inflamadas alrededor del ano o la parte inferior del recto. El recto es la porción final del intestino grueso y su función es evacuar la materia fecal a través del ano. Las hemorroides son "almohadillas" de tejido llenas de vasos sanguíneos que se encuentran en el punto de unión del recto con el ano. Pueden encontrarse dentro del ano o debajo de la piel que rodea el ano.

Según su ubicación, las hemorroides se pueden clasificar de la siguiente forma:

* Hemorroides internas: involucran las venas dentro del recto. Las hemorroides internas usualmente no duelen pero pueden sangrar sin ocasionar dolor.

* Hemorroides prolapsadas: son hemorroides internas que pueden estirarse hacia abajo hasta asomar fuera del ano. Este tipo de hemorroide puede volver hacia dentro del recto.

* Hemorroides externas: ocurren en las venas afuera del ano. Pueden dar picazón, doler y algunas veces pueden rajarse y sangrar. El dolor severo puede ocurrir si en las venas inflamadas de las hemorroides se forman coágulos de sangre. En este caso de habla de hemorroides trombosadas.

Leer más...