Caspa

Caspa

cabello-caspaEn algunos casos, la caspa es debida a la sequedad del cuero cabelludo, que puede estar causada por lavados repetidos del cabello con champús agresivos. En otras ocasiones, puede ser debida a infección por hongos llamados dermatofitos (tiña capitis), psoriasis (a veces como única localización de esta enfermedad), o dermatitis seborreica.

Leer más...

La caspa se forma con células muertas que se juntan formando hojuelas

 

 caspa

Las células de la piel mueren y se renuevan regularmente. A medida que crece la piel, las células epidérmicas son empujadas hacia fuera en donde mueren, se secan y caen. La mayoría son tan pequeñas que son prácticamente invisibles. El baño y el uso de cremas ayudan a su desprendimiento total.

Lo mismo sucede con la piel del cuero cabelludo, pero en ocasiones por diversos factores, el ritmo del cambio de las células es más rápido, lo que no da tiempo a su eliminación y hace que las células muertas se junten formando de forma crónica hojuelas o costras de piel muerta que forman la indeseable caspa, cuyo nombre científico es Pityriasis capiti.

La caspa afecta más o menos a la mitad de la población y se ha comprobado que se produce cuando se combinan tres factores: propensión genética, presencia de cebo en el cuero cabelludo y presencia de los hongos causantes.

La caspa no sólo se presenta en la cabeza, ya que puede presentarse en otras áreas pilosas de la cara, las cejas, las axilas, las ingles y hasta en los conductos auditivos y se manifiestan como placas descamativas inflamatorias, amarillas y grasosas.

Cuando la caspa se presenta en el cuero cabelludo, es resultado de ciertas condiciones genéticas que favorecen la producción cantidad anormal de costras y este problema se acompaña de enrojecimiento, comezón e irritación del cuero cabelludo.

Leer más...